Se pueden hacer con pinzas o con cera.

1. Preguntamos por la forma deseada.
2. Estudiamos morfología del rostro y asesoramos sobre la forma que mejor le quedarían.

Con pinzas se quitan los pelos uno a uno cepillando las cejas para darle forma.

Con cera se debilitan un poco más, pero terminamos perfilando de todas formas con pinzas. Tiene el inconveniente que el uso frecuente llega a producir flacidez en el parpado.